OTTAWA (La tarde, AFP) – Canad√° se uni√≥ a Gran Breta√Īa el martes (12 de enero) para anunciar medidas para prohibir las importaciones de bienes que, seg√ļn dice, realizan trabajos forzados chinos en la regi√≥n de Xinjiang, una medida que probablemente exacerba la tensi√≥n con Beijing.

En un comunicado, Ottawa dijo que estaba profundamente preocupado por los informes de represión de los uigures y otras minorías étnicas por parte de funcionarios chinos y pidió a las empresas con conexiones con la región de Xinjiang que examinen sus cadenas de suministro.

Canadá prohibirá los bienes producidos total o parcialmente mediante trabajo forzoso y exigirá que las empresas que operan en Xinjiang reconozcan la situación de los derechos humanos en la región.

Horas antes, Gran Breta√Īa anunci√≥ medidas similares.

El mes pasado, Estados Unidos aumentó la presión económica sobre Xinjiang al prohibir las importaciones de algodón de una organización que afirma utilizar trabajo forzoso de musulmanes uigures detenidos.

En respuesta a los movimientos en Canad√° y Gran Breta√Īa, China dijo el mi√©rcoles que tomar√° todas las medidas necesarias para salvaguardar la soberan√≠a y los intereses de desarrollo.

Gran Breta√Īa y Canad√° deben retirar de inmediato sus decisiones equivocadas, dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, en una conferencia de prensa peri√≥dica en Beijing.

El martes, el embajador de China ante las Naciones Unidas advirtió a Reino Unido que no interfiera en sus asuntos después de que un ministro británico criticara el trato de Pekín a su minoría uigur durante una reunión del Consejo de Seguridad.

Zhang Jun criticó lo que llamó un ataque político infundado después del discurso del Consejo de Seguridad del ministro del gobierno británico James Cleverly, que tenía como objetivo presuntas violaciones de derechos humanos contra uigures y otras minorías en la región de Xinjiang, noroeste de China.

La reacci√≥n de China tambi√©n se produjo despu√©s de que Londres acus√≥ el martes a Beijing de abusar de la ¬ębarbarie¬Ľ contra los uigures, anunciando nuevas reglas para prohibir las importaciones de productos sospechosos de utilizar trabajo forzoso.

Durante la reuni√≥n ministerial del Consejo de Seguridad, realizada por videoconferencia, Cleverly dijo que ¬ęlas amenazas que plantea el terrorismo a veces requieren que los Estados tomen medidas extraordinarias¬Ľ.

¬ęSin embargo, la lucha contra el terrorismo se utiliza a menudo para justificar violaciones flagrantes de los derechos humanos y la opresi√≥n¬Ľ, continu√≥.

El caso de los uigures en Xinjiang es un ¬ęejemplo de ello¬Ľ, a√Īadi√≥.

Ellos ¬ęenfrentan medidas severas y desproporcionadas, con hasta 1.8 millones de personas detenidas sin juicio. Estas medidas bien documentadas son inconsistentes con las obligaciones de China bajo el derecho internacional de derechos humanos¬Ľ, dijo.

Zhang acus√≥ al Sr. Cleverly de ataques infundados que ¬ęrechazamos y refutamos en√©rgicamente¬Ľ.

China ha adoptado ¬ęuna posici√≥n firme contra el terrorismo y el extremismo¬Ľ, dijo Zhang, y calific√≥ las acciones de Beijing como ¬ęrazonables, basadas en nuestras leyes y en l√≠nea con la pr√°ctica establecida en pa√≠ses de todo el mundo¬Ľ.

Acus√≥ a Gran Breta√Īa de aplicar un doble rasero en la lucha contra el terrorismo y pidi√≥ a Londres que ¬ędeje de interferir en los asuntos internos de China¬Ľ.

Beijing rechazó las acusaciones, diciendo que está operando centros de formación profesional para contener el radicalismo islámico después de una serie de ataques atribuidos al grupo musulmán.

Los lazos entre China y Gran Breta√Īa ya estaban tensos por la represi√≥n de Beijing en Hong Kong, contra la cual el Reino Unido protest√≥.

El martes temprano, el secretario de Relaciones Exteriores brit√°nico, Dominic Raab, tambi√©n acus√≥ a Beijing de abusos ¬ęa escala industrial¬Ľ contra los uigures, al anunciar la nueva prohibici√≥n de las importaciones.

¬ęEs una barbarie verdaderamente horrible que esper√°bamos haber perdido en otra era, en la pr√°ctica hoy mientras hablamos, en uno de los miembros principales de la comunidad internacional¬Ľ, dijo al parlamento.

Raab esbozó planes para detener a las empresas británicas que, de forma inadvertida o deliberada, se benefician o contribuyen a las violaciones de los derechos contra los uigures.

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)