En un mundo lleno de burocracia y leyes, la mayoría de las personas, como es normal, no entienden demasiado de los aspectos relacionados con algunos términos de los procesos burocráticos que deben cumplir y los derechos jurídicos que tienen. Esto puede llevar tanto a problemas con la legislación como a pérdidas económicas si no están bien asesorados. Por eso, es necesario explicar y reivindicar la figura del notario, pues puede dotar de la seguridad jurídica para que todo el mundo tenga la tranquilidad de que una de las figuras más profesionales del campo corrobora cualquiera de los fines legales a tratar.

La figura del notario

Los notarios Madrid son las figuras m√°s relevantes dentro de la ratificaci√≥n y verificaci√≥n de los hechos jur√≠dicos. A su vez, el notario cumple una funci√≥n clave como profesional del Derecho, pero tambi√©n responde a las necesidades que siempre ofrecen los funcionarios p√ļblicos. Esta √ļltima cumple con la funci√≥n de oficializar en el √°mbito legal, dando fe; mientras que la primera aconseja a los particulares sobre las dudas de su servicio.

El motivo por el que esta figura es tan respetada por la población es por el nivel de conocimiento y profesionalidad que exige el cargo. Para ser notario no basta con querer, sino que supone un sacrificio y un compromiso muy grande, ya que exige de primeras la carrera de Derecho, pero sobre todo, necesita además superar una de las oposiciones más duras que existen en el país, y que por tanto, no todo el mundo suele superar. 

Estos profesionales deben pasar 4 exámenes, 2 orales frente a tribunales exigentes que obligan a la memorización completa de las leyes, palabra por palabra para superar estos exámenes, para después poner en práctica todos esos conocimientos con otros 2 exámenes escritos. Deben conocer por tanto el Derecho Civil y la Legislación Fiscal, además de los Derechos Procesales, Mercantiles y Administrativos. 

Pero la figura del notario no es la de un experto que estudia una gran cantidad de información, aprueba y se queda ahí. Las leyes cambian y se modifican, y por lo tanto, los notarios están en constante estudio y aprendizaje durante toda la vida.

¬ŅQu√© funciones pr√°cticas ejercen los notarios?

Aunque ya se han mencionado las dos labores principales que practican los notarios, para entenderlas mejor, hay que ejemplificarlas y mencionar su significado y función:

  • Escrituras: se utilizan para la documentaci√≥n de un contrato o negocio jur√≠dico al crearse ese propio documento, de manera que no deje ni arroje ninguna duda sobre el acuerdo. Adem√°s de esa condici√≥n indubitable, este acuerdo debe mostrarse con el mayor nivel demostrable y probatorio, acorde al sistema jur√≠dico del pa√≠s.
  • Las actas: es un ejercicio de verificaci√≥n de datos y hechos, en el que mediante un documento notarial, el notario da fe y registra esos hechos concretos para que el propio cliente pueda presentarlos, acreditando los mismos donde le interese.
  • Testimonio: el notario acredita los documentos que especifican ciertas circunstancias importantes y que tambi√©n dan fe sobre la autenticidad de las firmas y la identidad de las personas presentes en el documento.
  • La p√≥liza intervenida: en estos casos, el notario da fe, tanto sobre la identidad como sobre la capacidad y legitimaci√≥n de las personas que firman una operaci√≥n bancaria, normalmente la de una operaci√≥n de cr√©dito en la que se comprueba la legalidad y se explica el contenido al cliente, dejando que no exista ninguna duda ni indicio de sospecha sobre la acci√≥n.

Aunque éstos sean los principales cometidos prácticos, existen además situaciones en las que un notario cumple funciones fundamentales, como es el caso del área de las herencias y testamentos que tantos conflictos familiares pueden generar. Los notarios permiten asegurar que todo esté en orden, al igual que en los acuerdos privados o en la creación de sociedades.

 

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here