(NYTIMES) – Como es costumbre en el nuevo a√Īo, muchas personas est√°n comprometidas con mejorar la salud. Las principales preocupaciones ser√°n el vino y otras bebidas alcoh√≥licas. El enero seco se puso de moda, as√≠ como lo que se llam√≥ nueva sobriedad.

No s√© si el costo emocional de soportar una pandemia durante casi un a√Īo disminuir√° el atractivo de una brecha en la bebida. Puede ser que un enero seco de este a√Īo sea la forma de vestirse para el trabajo y los cortes de pelo habituales.

Pero incluso si se elimina la abstinencia en 2021, el vino se ha unido al grupo de pr√°cticas de salud mental y f√≠sica que ahora se conocen com√ļnmente como ¬ębienestar¬Ľ. No en el sentido de que el cuidado personal requiera embriaguez, sino en la sugerencia de que el vino, como la ropa o los productos de belleza, puede eliminarse de las toxinas y quedar ¬ęlimpio¬Ľ.

M√°s recientemente, vimos la comercializaci√≥n del vino natural, reenvasado a los compradores de vino en los supermercados como ¬ęvino limpio¬Ľ. Estas botellas -con nombres como Wonderful Wine, Good Clean Wine, Scout & Cellar y Pure the Winery- pretenden denotar inmaculadas, tan sencillas e higi√©nicas como las prendas de fibra natural que suelen llevar sus promotores.

Cada uno de estos vinos se presenta como una reacci√≥n contra un mundo de vinos procesados ‚Äč‚Ä謼da√Īinos¬Ľ, bebidas que se elaboran habitualmente con uvas cultivadas con pesticidas y herbicidas, y elaboradas con aditivos y trucos tecnol√≥gicos.

Ninguna de estas empresas hizo tanto ruido, ni recibi√≥ tantas cr√≠ticas, como Avaline, impulsada por la celebridad de la actriz Cameron Diaz y su socia, Katherine Power, una empresaria de belleza, que lanz√≥ la marca en junio del a√Īo pasado.

En una publicación de Instagram que promociona su marca, describieron su sorpresa al saber que el vino se podía hacer como otros alimentos procesados.

¬ęPens√© que eran solo uvas fermentadas¬Ľ, dijo D√≠az, y agreg√≥, ¬ęfue uno de esos momentos aha, ¬Ņpor qu√© no hacemos nuestro propio vino limpio? ¬ŅPor qu√© no hacemos el vino de la manera que queremos beber el vino? sin todos estos aditivos, lo haremos org√°nico ¬ę.

Aunque los aditivos y las manipulaciones han sido un tema candente en el mundo del vino durante 20 a√Īos o m√°s, la mayor√≠a de los bebedores de vino informales saben poco sobre lo que est√°n bebiendo y simplemente quieren algo embriagador que sepa bien, sin hacer preguntas.

Pero no está claro por qué, además de ver una buena oportunidad de negocio, Díaz y Power se sintieron obligados a dar la respuesta. Muchos vinos, comercializados como naturales o no, se elaboran sin aditivos, a partir de uvas ecológicas. Estos vinos son fáciles de encontrar en cualquier tienda de vinos decente.

Ese no era su objetivo. Querían hacer vino, dijeron, para personas como ellos y sus amigos, personas para quienes patrocinar tiendas locales es un inconveniente.

‚ÄúQuer√≠amos llevarlo a su supermercado, no tener que cruzar la ciudad a una tienda especializada para comprar vino o hacer un pedido especial‚ÄĚ, dijo D√≠az. En otras palabras, Avaline es para aquellos que nunca han tenido curiosidad por saber c√≥mo se hace la salchicha.

No hay nada de malo en eso, a pesar de que Díaz y Power exageran los males de los vinos convencionales y los beneficios de Avaline. Y corrigieron algunos de los problemas iniciales, como prometer transparencia, pero no ofrecer información sobre quién elaboraba los vinos.

Ya sabemos que el espumoso Avaline lo elabora Ravent√≥s i Blanc en Catalu√Īa, un excelente productor. El rosado procede de Mas de Cadenet, en Provenza, y el blanco, de Can R√†fols dels Caus, en Espa√Īa.

Todos los vinos, promete la empresa, están elaborados a partir de uvas de cultivo ecológico o biodinámico, están fermentados con levaduras autóctonas y son aptos para veganos, lo que significa que los vinos no han sido clarificados con clara de huevo u otros productos animales tradicionales.

Otras empresas de vino limpio no son tan transparentes. Suelen hablar de vender vino elaborado con ¬ęm√©todos tradicionales¬Ľ. Usan t√©rminos como la marca registrada ¬ęlimpiamente elaborada¬Ľ de Scout & Cellar.

Recomiendo a la gente que piense en el vino como comida. Si las consideraciones políticas, ambientales y éticas entran en sus decisiones sobre qué alimentos comprar, también deben informar su compra de vino.

Pero no vamos a racionalizar el vino como saludable. La raz√≥n por la que alguien deber√≠a buscar un vino m√≠nimamente procesado, elaborado con uvas cultivadas conscientemente, no es porque sea m√°s saludable, sino porque es mejor. Es una elecci√≥n est√©tica, no una decisi√≥n m√©dica o de ¬ęestilo de vida¬Ľ.

No importa cómo se haga el vino, contiene una sustancia intrínsecamente peligrosa: el alcohol. Beber demasiado vino es arriesgado, no importa cómo se haga.

El vino es genial porque es delicioso, realza la comida y nos hace sentir bien. Puede inspirar curiosidad y estudio, y cuanto más aprendes sobre él, más profundo es el placer de comprenderlo y consumirlo.

Para muchas personas que solo quieren saber qué comprar en el supermercado, una marca como Avaline tiene sentido. Sin embargo, si desea beber mejor, muchas otras vías son más prometedoras.

Prueba vinos directamente de productores como Raventós i Blanc o Mas de Cadenet. Compre en buenas tiendas de vinos en lugar de en los supermercados. Esta es una resolución que puedo apoyar.

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)