CIUDAD DEL VATICANO (La tarde) РEl Papa Francisco, en un paso más hacia una mayor igualdad para las mujeres en la Iglesia Católica Romana, cambió su ley el lunes (11 de enero) para permitirles formalmente servir como lectores en liturgias, monaguillos y distribuidores de comuniones.

En un decreto, el Papa formaliz√≥ lo que ven√≠a sucediendo en muchos pa√≠ses desarrollados durante a√Īos.

Pero al introducir un cambio en el Código de Derecho Canónico, será imposible para los obispos conservadores evitar que las mujeres en su diócesis tengan estas funciones.

Pero el Vaticano enfatiz√≥ que estas funciones eran ¬ęesencialmente distintas del ministerio ordenado¬Ľ, lo que significa que no deben ser vistas como un precursor autom√°tico para que las mujeres alg√ļn d√≠a sean ordenadas sacerdotes.

‚ÄúEl pont√≠fice, por tanto, estableci√≥ que las mujeres pueden incorporarse a estos ministerios y son asignadas por una funci√≥n lit√ļrgica que las institucionaliza‚ÄĚ, dijo el Vaticano en una nota explicativa.

En el decreto, llamado Spiritus Domini (El Esp√≠ritu del Se√Īor), el Papa Francisco dijo que tom√≥ su decisi√≥n despu√©s de una reflexi√≥n teol√≥gica.

Dijo que muchos obispos de todo el mundo dijeron que el cambio era necesario para responder a las ¬ęnecesidades de los tiempos¬Ľ.

En una carta adjunta, el Papa dijo que quer√≠a traer ¬ęestabilidad y reconocimiento p√ļblico¬Ľ a las mujeres que ya estaban en el cargo.

¬ęEste cambio alinea a la Iglesia institucional con las realidades pastorales de todo el mundo¬Ľ, dijo la Sra. Kate McElwee, directora ejecutiva de la Conferencia de Ordenaci√≥n de Mujeres, que promueve el sacerdocio femenino.

En un cambio importante en agosto pasado, el Papa nombr√≥ a seis mujeres, incluida la ex tesorera del pr√≠ncipe Carlos de Gran Breta√Īa, para puestos de alto nivel en el consejo que supervisa las finanzas del Vaticano.

El Papa Francisco ya ha nombrado a mujeres como vicecanciller, directora de los Museos Vaticanos y subdirectora de la Oficina de Prensa del Vaticano, así como a cuatro mujeres como asesoras del Sínodo de los Obispos, que prepara importantes reuniones.

También creó comisiones para estudiar la historia de las diáconas en los primeros siglos de la Iglesia Católica, respondiendo a los llamados de las mujeres para que asumieran ese papel hoy. Los partidarios de una diácono esperan que esto dé lugar a sacerdotes.

Los di√°conos, como los sacerdotes, son ministros ordenados y, como en el sacerdocio, deben ser hombres en la Iglesia de hoy. No pueden celebrar misa, pero pueden predicar, ense√Īar en nombre de la Iglesia, bautizar y llevar a cabo ceremonias de bodas, funerales y funerales e incluso dirigir una parroquia con el permiso de un obispo.

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)