AMSTERDAM (NYTIMES) – Es probable que los turistas que esperan encender un porro en una de las famosas cafeter√≠as de √Āmsterdam despu√©s de que haya pasado la pandemia de coronavirus se sientan decepcionados. Pronto, todas las cafeter√≠as de la capital holandesa ya no podr√°n vender marihuana a clientes extranjeros.

La alcaldesa de Amsterdam, Femke Halsema, propuso el viernes (8 de enero) un plan que debe ser aprobado por la ciudad que solo permitiría la venta de productos de marihuana a residentes holandeses y holandeses. Quiere detener el flujo de turistas jóvenes que visitan Amsterdam solo para fumar marihuana y socavar las organizaciones criminales que controlan el tráfico de drogas.

Las pol√≠ticas en √Āmsterdam, conocida por su actitud liberal hacia las drogas y su barrio rojo, se han vuelto m√°s restrictivas a lo largo de los a√Īos a medida que el gobierno intenta regular el creciente n√ļmero de turistas preocupados por su presupuesto que vienen a la ciudad. .

√Āmsterdam, como Barcelona y Venecia, est√° teniendo una relaci√≥n cada vez m√°s dif√≠cil con muchos de estos visitantes en medio de quejas de que, entre otras cosas, est√°n inundando barrios hist√≥ricos y que los alojamientos de corta duraci√≥n dirigidos a ellos est√°n provocando el sinhogarismo en Residentes locales.

Un total de 46 millones de personas visitaron los Pa√≠ses Bajos en 2019, y la mayor√≠a vinieron a √Āmsterdam.

Muchos de estos turistas, generalmente j√≥venes y con poco presupuesto, vienen a √Āmsterdam principalmente para visitar una de las 166 cafeter√≠as repartidas por √Āmsterdam, donde se tolera la venta de productos de marihuana. Toda una industria se ha desarrollado en torno a estos visitantes, ofreci√©ndoles de todo, desde camisetas que dicen cosas como ¬ęFui a Amsterdam, pero no recuerdo nada¬Ľ, hasta tiendas que venden panqueques con Nutella dirigidos expl√≠citamente a turistas drogados.

Una encuesta encargada por la ciudad muestra que el 57% de los extranjeros que visitan el centro de √Āmsterdam dicen que visitar un caf√© es una ¬ęraz√≥n muy importante¬Ľ para su visita.

¬ęEl problema es que son muchos¬Ľ, dijo Halsema, el alcalde. ¬ęLos turistas de la droga son la raz√≥n del aumento de la demanda de marihuana¬Ľ. Las cafeter√≠as se han tolerado durante d√©cadas y pueden vender peque√Īas cantidades de marihuana a clientes mayores de 18 a√Īos.

Sin embargo, una de las paradojas de la ley de marihuana holandesa hace que sea ilegal, adem√°s del consumo personal, producir, almacenar y distribuir la droga. Esto significa que la √ļnica fuente de grandes cantidades de marihuana para la reventa en los Pa√≠ses Bajos son las empresas delictivas.

Un comercio ilegal de marihuana generalizado ayud√≥ a sentar las bases para una floreciente econom√≠a clandestina de las drogas, donde bandas organizadas de narcotraficantes tambi√©n luchan por los mercados de coca√≠na o anfetaminas y asesinan a rivales en las calles de √Āmsterdam.

¬ęAmsterdam sigue siendo una ciudad abierta, tolerante y hospitalaria, pero queremos acabar con los efectos da√Īinos de las organizaciones criminales¬Ľ, dijo el alcalde.

Seg√ļn su plan, el n√ļmero de cafeter√≠as se reducir√° a 66 en √Āmsterdam, pero podr√°n comprar legalmente y almacenar m√°s stock a cambio.


Muchos turistas vienen a √Āmsterdam principalmente para visitar una de las 166 cafeter√≠as repartidas por √Āmsterdam, donde se tolera la venta de productos de marihuana. FOTO: EPA-EFE

El propietario del café, Andre van Houten, dijo que se culpaba a su industria por el comportamiento de los grupos de turistas británicos, generalmente hombres, que vuelan en aerolíneas de bajo costo, se intoxican en el barrio rojo y mantienen a los residentes del centro de la ciudad para dormir.

¬ę¬ŅQu√© pasa aqu√≠, drogas o alcohol?¬Ľ pregunt√≥ mientras trabajaba en su cafeter√≠a, Chapiteau. Por el momento, solo ofrece marihuana y porros para viajar, ya que Holanda ha estado cerrada desde el 14 de diciembre en un esfuerzo por prevenir la propagaci√≥n del coronavirus.

¬ęSiempre tenemos la culpa de todo lo que sale mal en esta ciudad¬Ľ, dijo. ¬ęAdem√°s, ¬Ņc√≥mo puedo comprobar de d√≥nde es alguien? Tambi√©n podr√≠an poner un polic√≠a en nuestra entrada¬Ľ. Varias ciudades en la parte sur de los Pa√≠ses Bajos han estado experimentando con reglas que restringen las ventas en cafeter√≠as a los residentes y ciudadanos holandeses desde 2005. Existe una ley local dise√Īada para frenar a los turistas que llegan de B√©lgica, Francia y Alemania.

Amsterdam alberga actualmente el 30% de todas las cafeterías de los Países Bajos. Los fines de semana, incluso durante la pandemia, los jóvenes de los países vecinos conducen hasta la ciudad para comprar marihuana.

¬ęLa Sra. Halsema es muy valiente para enfrentar este problema¬Ľ, dijo Els Iping, ex concejal de la ciudad de √Āmsterdam y activista por un mejor equilibrio entre los habitantes y los turistas en el centro de la ciudad. ¬ęAmsterdam ya no ser√° la cafeter√≠a del mundo, esto es fant√°stico¬Ľ.

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)