SINGAPUR – Cuando regrese el Festival Fringe M1 de Singapur, del 20 al 31 de enero, artistas internacionales y de Singapur presentar√°n obras que abordan temas como el cambio clim√°tico, la obediencia ciega y la censura de la escritura femenina.

Hay ocho producciones teatrales y un seminario web. Los espectáculos se presentarán en vivo en Esplanade y Nanyang Academy of Fine Arts, y se transmitirán a través de video a pedido en Sistic Live.

El tema de este a√Īo es Quiet Riot, cuyo director art√≠stico Alvin Tan, de 57 a√Īos, dice que es una respuesta al entorno pol√≠tico de Singapur.

Los organizadores estaban interesados ‚Äč‚Äčen la idea de cambiar los sistemas internamente y en cuestionar la efectividad pol√≠tica de hacerlo.

¬ęHay cosas como la pol√≠tica con P may√ļscula y la pol√≠tica cultural como el feminismo, desafiando los mecanismos patriarcales y cosas que en Singapur son m√°s tolerables; la gente no se mete en problemas por eso¬Ľ, agrega Tan.

¬ęHay todo un espectro. Creemos que Quiet Riot podr√≠a explorar ese espectro en lugar de simplemente gravitar en torno a la pol√≠tica con una P may√ļscula¬Ľ.

El festival anual, ahora en su 17¬™ edici√≥n, est√° organizado por la compa√Ī√≠a de teatro The Needed Stage y cuenta con Tan de nuevo a cargo. Sean Tobin, exjefe de teatro de la Escuela de Artes, dirigi√≥ el evento de 2015 a 2020.

Tan agrega: ¬ęMi esperanza es que podamos identificar el t√©rmino medio porque el mundo se polariza f√°cilmente. Mire a Estados Unidos – es un arma contra un arma, pro-vida contra cristianos fundamentalistas pro-aborto contra LGBTQ.

“Los del medio no hablan porque no se sienten seguros. Cuando no hay un término medio, es muy difícil negociar, tener un diálogo significativo.

“Con Quiet Riot, las personas que no son extremistas, a quienes no les gustan las protestas, pueden encontrar un espacio para seguir creyendo en la mejora de la sociedad.

¬ęY tal vez la gente que est√° protestando, que no sienta que es fruct√≠fero en Singapur, puede llegar a un punto medio para ver c√≥mo se puede hacer dentro del sistema¬Ľ.

El festival de este a√Īo tambi√©n ser√° m√°s accesible que antes.

Algunas presentaciones en vivo vendrán con características como descripción de audio y subtítulos abiertos. Todos los videos bajo demanda tendrán subtítulos. Se proporcionará un espacio tranquilo, donde las personas pueden retirarse si se sienten sobre estimuladas, al lado de cada lugar.

The Straits Times analiza m√°s de cerca cuatro producciones.

Se podría cruzar una línea y poco a poco dejarías de ser

La amenaza del cambio clim√°tico es grande en esta obra del dramaturgo australiano Andrew Sutherland.

Consiste en varias narraciones: una pareja del mismo sexo en una relación difícil, otra pareja que se enamoró recientemente y una historia en la que una diosa busca a su hijo y llora su muerte inminente. Con frecuencia aparecen nutrias, gaviotas y tortugas marinas.

¬ę¬ŅQu√© pasa si cruzamos esa l√≠nea mientras caminamos hacia este pensamiento inimaginable de extinci√≥n?¬Ľ pregunta el director Koh Wan Ching.

¬ę¬ŅC√≥mo podemos mantener la esperanza? ¬ŅQu√© es la esperanza cuando nos enfrentamos a una destrucci√≥n o eliminaci√≥n tan inminente?¬Ľ

El trabajo fue presentado por primera vez en 2019 por ocho estudiantes del Instituto de Teatro Intercultural y dos artistas invitados, recibiendo críticas positivas.

La √ļltima puesta en escena, que Koh, de 40 a√Īos, describe como ¬ęm√°s simple y tranquila¬Ľ, presenta a los actores Grace Kalaiselvi, Irfan Kasban, Jeramy Lim, Liz Sergeant Tan y Shahid Nasheer. Doblan como personajes humanos y animales.

¬ęSe ve una interconexi√≥n mucho m√°s clara entre los mundos humano y animal¬Ľ, a√Īade Koh.

La producci√≥n se complement√≥ con dos talleres p√ļblicos recientemente cerrados.

Las catástrofes íntimas, que Sutherland publicó en Zoom, examinó varias formas de responder a los fenómenos ecológicos por escrito.

En el otro taller, Everything Is Connected РOn Devising, Koh habló sobre cómo trabaja con los problemas ambientales en su producción teatral.

¬ŅQu√© es lo que m√°s le preocupa de la crisis clim√°tica?

¬ęSiento que no se est√° trabajando lo suficiente para mitigarlo¬Ľ, dice. ‚Äú¬ŅC√≥mo podemos cambiar la forma en que trabajamos?

¬ę¬ŅPodemos hacer una transici√≥n lenta de nuestra econom√≠a a una m√°s basada en el cuidado, menos centrada en la producci√≥n y el desarrollo econ√≥mico?¬Ľ

El teatro tambi√©n tiene un papel que desempe√Īar.

“No podemos resolver problemas, pero lo que podemos hacer es reunir a la gente y pensar en ello.

‚ÄúLo importante en el teatro no es ofrecer soluciones, sino reconocer que estos temas son complejos‚ÄĚ.

Chicas estragos y chicos Kamikaze


La obra ser√° representada por estudiantes universitarios de la Academia de Bellas Artes de Nanyang. FOTO: BRIAN GOTHONG TAN

Los jóvenes que viven conmociones sociopolíticas ocupan un lugar central en este juego multimedia inspirado en hechos reales.

La producci√≥n, dirigida por Brian Gothong Tan, tiene tres narrativas principales inspiradas en tres eventos mundiales: la Primavera √Ārabe, una ola de protestas y levantamientos en Medio Oriente y √Āfrica del Norte de 2010 a 2012; el rescate de 2018 de miembros de un equipo de f√ļtbol juvenil que quedaron atrapados en una cueva en Tailandia; y las protestas de Hong Kong que tuvieron lugar en 2019 y 2020.

Tan, de 40 a√Īos, espera que la obra haga que el p√ļblico ¬ępiense en los sistemas (pol√≠ticos) en los que vivimos, que nos alimentan y matan¬Ľ.

¬ęNo existe un sistema perfecto¬Ľ, a√Īade. ‚ÄúLa situaci√≥n actual (en Hong Kong) fue creada por fuerzas pol√≠ticas hace 50, 100 a√Īos, m√°s a√ļn si se quiere extrapolar m√°s.

¬ęTodos estamos interconectados de alguna manera y tenemos un papel que desempe√Īar. No todos somos ciudadanos pasivos del mundo, simplemente reaccionamos a esta noticia, aunque parezca distante¬Ľ.

Imágenes de pinturas en cuevas antiguas, fotos de Hong Kong en la década de 1980 y más se incluyeron en las proyecciones multimedia de Tan. Algunas escenas también fueron pregrabadas; las protestas de Hong Kong, por ejemplo, se mostrarán en una secuencia estilizada en cámara lenta.

La obra fue escrita por Nabilah Said, de 35 a√Īos, y ser√° interpretada por estudiantes graduados de la Academia de Bellas Artes de Nanyang.

Nabilah dice que fue un desafío decidir cuántos detalles incluir.

‚ÄúCada uno de estos eventos podr√≠a haber sido una obra de teatro o un documental de seis a ocho horas por s√≠ solo. Ten√≠a, y todav√≠a tengo, miedo de tergiversar o simplificar demasiado las historias y los acontecimientos ‚ÄĚ, a√Īade.

¬ęAl mismo tiempo, ¬Ņcu√°nta licencia creativa puedo ejercer? Esa es todav√≠a una pregunta que me hago a m√≠ mismo¬Ľ.

La obra también intenta capturar el lado humano de estos graves acontecimientos sociopolíticos.

‚ÄúAlgo que les dije a los estudiantes durante uno de los ensayos‚ÄĚ, agrega Nabilah, ‚Äúes que durante una revoluci√≥n, la gente se enamora, se casa, rompe con sus novios, se pelea con sus padres.

¬ęTodav√≠a tienen los problemas de la vida real que t√ļ y yo estamos teniendo¬Ľ.

Fuera del escenario 3.0


Offstage 3.0 es la tercera iteración de un proyecto de refugio de emergencia. FOTO: GUOLENS

En esta producción experimental, 10 actores construirán y deconstruirán un escenario, literal y metafóricamente, mientras hacen una autorreflexión sobre el valor del teatro.

¬ęVer√°s a 10 actores en el escenario, interpretando diferentes roles, pero al mismo tiempo siendo ellos mismos¬Ľ, dice Liu Xiaoyi, de 38 a√Īos, director art√≠stico del grupo de teatro Emergency Stairs.

‚ÄúEl principal objetivo es cuestionar cu√°l es el valor del teatro y el arte y c√≥mo medirlo‚ÄĚ.

Offstage 3.0 es la tercera iteración de un proyecto de refugio de emergencia, la plataforma de investigación y capacitación de escaleras de emergencia.

En 2018, Offstage 1.0 reinvent√≥ los roles fuera del escenario como personajes. Y en 2019, Offstage 2.0 abri√≥ al p√ļblico su proceso creativo, aunque la presentaci√≥n final se realiz√≥ posteriormente a puerta cerrada, sin p√ļblico.

El programa de formaci√≥n de artistas de refugios de emergencia, dice Liu, tiene como objetivo ¬ętransformar a los actores en creadores y luego en l√≠deres¬Ľ.

¬ęAs√≠ que no solo te preocupas por lo que sucede en la sala de ensayo y en el escenario, sino tambi√©n por lo que est√° fuera y fuera del escenario. As√≠ que ‘fuera del escenario'¬Ľ, dice, y agrega que estas preocupaciones m√°s amplias pueden cubrir temas como alojamiento art√≠stico, financiamiento y pol√≠ticas.

En cuanto a Offstage 3.0, espera que funcione como revisión.

‚ÄúNo creo que haya suficiente espacio para las cr√≠ticas en Singapur. No tenemos suficientes comentarios sobre lo que estamos haciendo, por lo que es solo una producci√≥n tras otra ‚ÄĚ, dice.

¬ęA veces tenemos que detenernos y mirar atr√°s y cuestionarnos a nosotros mismos, a nuestros colegas, nuestras pol√≠ticas, nuestros revisores¬Ľ.

Yo frida


Yo, Frida es un programa individual sobre una joven venezolana que migra a Canad√° y trata de encajar. FOTO: JEAN-PHILIPPE DENEAULT

La artista teatral ecuatoriana Yulissa Campos se mud√≥ a Canad√° para estudiar en la universidad hace unos ocho a√Īos y luego pas√≥ un tiempo como trabajadora de asentamientos, ayudando a otros reci√©n llegados, como inmigrantes y refugiados, a reconstruir.

Su historia, y la de las personas que conoció, están entretejidas en la trama y urdimbre de Yo, Frida, su exposición individual sobre una joven de Venezuela que migra a Canadá y trata de encajar.

La protagonista, activista por los derechos de los inmigrantes, se inspira en dos figuras: su madre y la fallecida pintora mexicana Frida Kahlo. La pieza cómica, que incorpora elementos de realismo mágico, debutó en el Festival Fringe de Saskatoon 2019.

Campos, 26, fundó Ay, Caramba! Theatre, que tiene su sede en la ciudad canadiense de Saskatoon y busca diversificar el teatro canadiense a través de historias hispanas.

Quería hacer la obra en Singapur, pero la pandemia de Covid-19 la terminó. Como resultado, la obra se filmó en un teatro local en Saskatoon y se mostrará en línea en el Festival Fringe de Singapur M1.

La inmigraci√≥n y el desplazamiento son problemas comunes, dice Campos, y se√Īala que las personas que se mudan simplemente buscan una vida mejor.

¬ęSiento que el mundo exterior piensa que, en Canad√°, abrimos fronteras a todos. Pero hay un cierto est√°ndar y requisitos que los refugiados deben ser patrocinados. Esa es otra cosa que me gustar√≠a compartir en mi juego: que nada se concede de forma gratuita ¬ę, a√Īade.

¬ęCreo que es el mayor error, que los refugiados simplemente se benefician del gobierno y no dan nada a cambio. Pero la realidad es que tambi√©n tienen que pagar su propia parte¬Ľ.

Ella espera que la audiencia en Singapur se identifique con la obra y que provoque conversaciones.

‚ÄúTodos somos nuevos en una casa diferente, en una ciudad diferente. No es necesario ser un reci√©n llegado para identificarse con lo que es ser diferente en un lugar nuevo ‚ÄĚ, dice.

¬ęEl mensaje principal de la obra es que todos anhelamos estar en casa y saber qui√©nes somos, sin importar d√≥nde estemos¬Ľ.

M1 Singapore Fringe Festival: Quiet Riot

D√ďNDE: Sistic Live; Ampliaci√≥n; Esplanade – Teatros en la bah√≠a, 1 Esplanade Drive, Theater Studio, nivel 4; Nafa Studio Theatre, Academia de Bellas Artes de Nanyang, Campus 3, 151 Bencoolen Street

CUANDO: 20-31 de enero

ADMISI√ďN: $ 27 (boletos de teatro, concesiones disponibles) o $ 15 (video a pedido) a trav√©s de Sistic (sistic.com.sg o llame al 6348-5555); gratis con registro (para el seminario web Quiet Riot: Agitando por el cambio desde dentro). Tambi√©n puede pagar $ 95 para acceder a todas las transmisiones digitales de presentaciones durante los per√≠odos de visualizaci√≥n.

INFORMACI√ďN: Sitio web del Festival Fringe de Singapur

ESCUCHA EL PODCAST DEL PODCAST DE LA SEMANA

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)