La vida nos deja un mont√≥n de oportunidades para ahorrar dinero, pero tambi√©n para darnos nuestros lujos, grandes o peque√Īos, y de esos detalles pueden resumirse los momentos de satisfacci√≥n personal: una fiesta, un viaje, nuestra consola favorita de videojuegos, mudarnos a un piso nuevo o, incluso, comprar nuestro propio coche. Esto √ļltimo en particular, al igual que ciertos otros lujos, supone una gran inversi√≥n de nuestra parte. Por supuesto, eso requiere un proceso de meditaci√≥n y planificaci√≥n que no s√≥lo se basa en contar con el dinero para comprar tu propio coche.

No, no se trata s√≥lo de si compras tu coche a cr√©dito o de contado, sino todas las cosas que vienen con la adquisici√≥n de ese algo que ser√° parte de tu d√≠a a d√≠a. Claro que la inversi√≥n tambi√©n habr√° estudiado qu√© tan necesario es el veh√≠culo, la vida √ļtil del mismo, si cuenta con las caracter√≠sticas que necesitas para tu d√≠a a d√≠a‚Ķ es un sinf√≠n de factores a tomar en cuenta. Pero quiz√° no haya uno m√°s importante a la hora de determinarse en comprar un coche que el de los gastos que puedes prever que vendr√°n con √©l.

Como son inversiones, entender√°s que tambi√©n hay riesgos. Conocer opiniones tiendas de mantenemiento de¬†coche y moto, en su defecto, ser√° esencial para ser una persona disciplinada en lo que al uso del mismo se refiere, adem√°s de considerar si verdaderamente el bolsillo est√° preparado para asumir esos gastos, por naturaleza, espont√°neos, eventuales y muchas veces inesperados. Puedes orientarte f√°cilmente con rese√Īas sobre lo que corresponde a los veh√≠culos y su mantenimiento en p√°ginas como es.collected.reviews.

Entonces, lo primero: conoce las nociones mantenimiento de tu veh√≠culo. Entender√°s que muchas de estas rutinas de mantenimiento no vendr√°n con una se√Īal de alarma o alg√ļn indicador de que tienes que hacerlo en ese momento. Los cambios de filtro y aceite, la revisi√≥n de frenos, los neum√°ticos, amortiguadores, luces (tanto delanteras como traseras), el estado de la correa del tiempo, la transmisi√≥n y su l√≠quido funcional, la bater√≠a, el filtro de aire‚Ķ vaya que se nos ir√≠a el d√≠a mencionando todos los aspectos que tenemos que tomar en cuenta.

Ahora, tengamos en claro que si contamos con un presupuesto ajustado, hay cosas a las que inevitablemente tendremos que atender con el paso del tiempo y no podremos ignorarlas si queremos asegurar o prolongar la vida √ļtil de nuestro coche. Pero claramente hay unos detalles que podr√≠an priorizarse sobre otros, mas calificar de accesorio a algo que es naturalmente funcional‚Ķ puede deteriorar con el tiempo a tu preciado veh√≠culo.

Entonces todo se trata de planificaci√≥n: aseg√ļrate de lo que est√°s haciendo al comprar tu coche, siempre teniendo en cuenta que puedes ahorrar, pero sabiendo que descuidar los aspectos funcionales del mismo har√°n que se da√Īe progresivamente algo de lo que esperabas una mayor vida √ļtil. Entonces tenemos una peque√Īa paradoja, pues mientras m√°s inviertas peri√≥dicamente en el mantenimiento de tu veh√≠culo, menos tendr√°s que gastar despu√©s para arreglar da√Īos m√°s profundos.

A veces el ‚Äúruido‚ÄĚ tan famoso que nos alerta de da√Īos o potenciales da√Īos en nuestro coche son un paso para saber cu√°ndo tenemos que revisar el mismo, preferiblemente en un taller de confianza. Prolongarnos y ser esc√©ptico con los mismos puede resultar bastante malo para nuestro bolsillo, as√≠ que ante la m√°s m√≠nima alerta, autom√°tica o detectada por nuestro o√≠do, seamos conscientes de que una acci√≥n r√°pida puede ahorrarnos cientos de euros.

Un detalle muy importante para ahorrar, es no asimilar a la limpieza del auto como un tema ‚Äúest√©tico‚ÄĚ, pues muchas veces la suciedad y qu√≠micos da√Īinos acumulados con el paso del tiempo, hacen que el acabado del auto se deteriore, que algunos elementos funcionales del coche empiecen a manifestar la necesidad de mantenimiento y que partes como los parabrisas o ventanas del carro aseguren un estado como nuevo tras su limpieza, pues la acumulaci√≥n prolongada de suciedad hace que parte de esta sea irreversible al momento de limpiar.

Como veremos, se trata de mantener una √≥ptica integral en lo que se refiere a nuestro veh√≠culo, desde el momento en que estamos planificando comprarlo hasta el momento en que lo estamos usando. No pronostiquemos una vida √ļtil a partir de nuestra negligencia si podemos hacer m√°s por su duraci√≥n y por nuestro bolsillo. Si bien no es como tener un hijo, pues hay detalles que nos hacen parecer padres de estos coches.

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)