Las normativas de circulación de vehículos no solo establecen una serie de parámetros que garantizan la seguridad de los conductores y adultos en general, además, las autoridades europeas han creado un conjunto de normativas de seguridad vial infantil, entre las que destaca el uso de sillas de coche a contramarcha.

En la actualidad, se encuentran en vigencia dos tipos de normativas que se encargan de regular los sistemas de retenci√≥n infantil (SRI). En primer lugar se encuentra la conocida normativa ECE R44/04, en vigencia desde al a√Īo 1982, as√≠ como por otro lado, la nueva normativa europea R129 i-size.

Con el objetivo de mejorar los niveles de seguridad de los sistemas de retenci√≥n infantil (las sillas para coches), las autoridades crearon la nueva normativa R129 i-size, un instrumento legal que ha comenzado a aplicarse, a trav√©s de una serie de fases que comenzaron en el a√Īo 2013.

La nueva normativa R129 i-size y las sillas de coche a contramarcha

Existen m√ļltiples aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de comprar sillas de coche que garanticen la seguridad de los beb√©s. Antes de buscar las mejores en sillascontramarcha.pro, es necesario conocer los nuevos par√°metros de seguridad que establece la novedosa y actualizada normativa R129 i-size.

Además de comenzar a sustituir la antigua clasificación por grupos de peso de la ECE R44/04, la nueva normativa R129 i-size ha establecido la obligatoriedad de las sillas a contramarcha hasta que los bebés cumplan los 35 meses de edad.

Las sillas a contramarcha son mucho m√°s seguras

Las sillas de coche a contramarcha son una eficiente soluci√≥n hasta 5 veces m√°s segura a la hora de realizar viajes y recorridos con beb√©s dentro del coche. Seg√ļn aseguradoras como MAPFRE, instalar sillas en sentido inverso permite reducir hasta un 75% el riesgo de sufrir lesiones de gravedad en caso de un accidente frontal en la carretera.

El principal motivo de ello es que esta particular posici√≥n a contramarcha favorece la protecci√≥n de la columna vertebral. La posici√≥n inversa evita que la cabeza del ni√Īo se desplace bruscamente hacia delante y produzca da√Īos f√≠sicos de gravedad que pueden llegar a ser mortales.

Las sillas de coche a contramarcha permiten reducir considerablemente el movimiento f√≠sico de los ni√Īos, ya que la fuerza del golpe se distribuye mucho mejor, y se disminuye el riesgo de lesiones.

¬ŅHasta qu√© edad se deben utilizar las sillas a contramarcha?

En primer lugar es necesario destacar que la nueva normativa R129 i-size sustituye el antiguo sistema de clasificaci√≥n de los sistemas de retenci√≥n infantil (SRI). La normativa ECE R44/04 establec√≠a una serie de categor√≠as de acuerdo al peso de los ni√Īos.

Sin embargo, la nueva normativa R129 i-size ha cambiado este ineficaz m√©todo de clasificaci√≥n por un sistema basado en la estatura de los ni√Īos. En este sentido, la primera fase de aplicaci√≥n de la nueva norma incide sobre el conocido grupo 0/0+/I.

En la antigua norma, los grupos 0/0+/I abarcan a todos los ni√Īos, desde reci√©n nacidos hasta aquellos con un peso de 18 kilogramos. En la actualidad, las sillas de coche dise√Īadas para estos grupos deben ser utilizadas por beb√©s reci√©n nacidos y ni√Īos hasta una altura de 105 cm. Por ello, no existe una edad definida para el uso de sillas de coche a contramarcha, sin embargo, se estima que hasta los 35 meses o los 3 a√Īos de edad, los ni√Īos deben utilizar sillas a contramarcha.

Unido a ello, las sillas de coche dise√Īadas para los ni√Īos de los grupos 0/0+/I (105 cm o 18 Kg) deben incorporar el destacado sistema de fijaci√≥n Isofix. Una soluci√≥n de fijaci√≥n de las sillas mucho m√°s firme y seguro para los peque√Īos.

Riesgos de las sillas a favor de la marcha

Seg√ļn la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS), las sillas ubicadas a favor de la marcha, aumentan considerablemente los riesgos de sufrir lesiones en caso de accidentes o frenazos. Espec√≠ficamente, la OMS se√Īala que los ni√Īos que utilizan este tipo de sillas poseen un 50% de probabilidades de sufrir alg√ļn tipo de lesi√≥n.

De igual manera, la OMS destaca que el uso de sillas a contramarcha reduce hasta un 80% el riesgo de sufrir lesiones en accidentes frontales. 

Sin duda, existe una importante diferencia con respecto al movimiento del cuerpo de los ni√Īos al producirse un accidente de tr√°fico. Por este motivo, al momento de elevar los niveles de seguridad en el coche, las sillas a contramarcha son la mejor alternativa.

 

 

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)