Son muchos los factores que pueden incidir en que siempre tengas sueño; al igual que esa necesidad continúa de cerrar los ojos que tienen muchas personas en algunos periodos del día y en el trabajo. Sin embargo, esa sensación de tener mucho sueño de manera continua puede ser el síntoma de una enfermedad o la consecuencia lógica de no descansar bien durante los periodos destinados a ello.

Este estado mental de siempre tener sueño se presenta siempre fuera de las horas destinadas a ello; es por ello que no debe confundirse con la fatiga o la apatía; las cuales están causadas a menudo por la falta de ocupación física y mental. Por otro lado, la necesidad de dormir a todas horas puede estar motivada por una depresión, o por haber pasado por una etapa de mucho estrés.

Los Síndromes Relacionados con el Sueño Constante

La pesadez puede estar causada por muchos trastornos relacionados con el sueño; entre ellos se encuentran la hipersomnia, la narcolepsia, la apnea del sueño, el insomnio o el síndrome de Kleine-Levin. De estas enfermedades, las relacionadas con el sueño extremo son: la hipersomnia, la narcolepsia y el síndrome de Kleine-Levin, mejor conocido como el síndrome de la bella durmiente.

  • Hipersomnia

Este síndrome está relacionado con el constante sueño durante el día; la hipersomnia no impide el sueño nocturno, por lo que las personas que la padece duermen sin mayores problemas durante la noche. Sin embargo, este sueño diurno no es reparador, por lo que las personas ven frustrado su día a día por esta sensación; disfrutando en pocos momentos de la sensación de estar descansados.

  • Narcolepsia

Las personas que padecen de narcolepsia pasan inusualmente rápido de la fase de alerta a la fase REM; por lo que sufren ataques de sueño en situaciones inesperadas. Estos letargos duran unas horas y, aunque el efecto es reparador, la necesidad de dormir se presenta de nuevo a las 2 o 3 horas; este padecimiento es muy peligroso, ya que las personas pueden quedarse dormidas mientras caminan, conducen o están en una actividad laboral de riesgo.

  • El síndrome de Kleine-Levin

Este síndrome no es muy común y afecta fundamentalmente a hombres. Los episodios de sueño extremo en esta enfermedad ocurren con una frecuencia de 1 a 10 veces por año y su duración oscila entre días y semanas; estas personas pueden dormir de 16 a 18 horas.

Pautas para Prevenir el Sueño Constante

Estas son algunas pautas que podemos seguir:

  • Beber suficiente agua; si padeces de la enfermedad del sueño, es fundamental que bebas agua constantemente durante todo el día. Con este hábito estarás ayudando al buen funcionamiento del cuerpo.
  • Mantener una vida sin estrés; las situaciones que generan estrés afectan la calidad del sueño.
  • Tener emociones positivas; las emociones negativas influyen en la pesadez y afectan de manera directa a nuestro organismo. Cuando tenemos bajo autoestima o estamos preocupados, solo queremos dormir.
  • Establecer patrones saludables; un buen método para controlar nuestro sueño es mantener una misma rutina, por ejemplo: irnos a la cama siempre a la misma hora, evitar las siestas largas y a horas variadas y dormir siempre una cantidad saludable de horas.

Nuestra forma de dormir cambia constantemente; en función de nuestra edad, nuestros hábitos o cómo nos relacionemos con el entorno; esto no es necesariamente un indicador de enfermedad.

Es por ello que, ante cualquier sospecha y como paso previo a preocuparnos, te recomendamos a consultar con un especialista; y en especial a aplicar las estrategias que hemos citado en este artículo.

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here