PAR√ćS (La tarde) – Europa deber√≠a levantar esta semana la prohibici√≥n de vuelos de 22 meses del Boeing 737 Max despu√©s de revisar las solicitudes de expertos de la industria y denunciantes, lo que enfureci√≥ a los familiares de algunas de las 346 v√≠ctimas de accidentes que dicen que la medida es prematura.

La luz verde de la Agencia de Seguridad A√©rea de la Uni√≥n Europea (EASA) es un paso clave para resolver una crisis de seguridad de casi dos a√Īos tras el accidente del avi√≥n m√°s vendido en Indonesia y Etiop√≠a, que se asoci√≥ con un software de cabina defectuoso.

Estados Unidos levantó su propia prohibición en noviembre, seguido de Brasil y Canadá. China, que fue la primera en prohibir el avión después del segundo accidente en marzo de 2019 y que representa una cuarta parte de las ventas de Max, no ha dicho cuándo actuará.

Despu√©s de dar la aprobaci√≥n provisional en noviembre, la EASA analiz√≥ la opini√≥n de 38 comentaristas y ¬ęrecibi√≥ directamente una serie de denuncias de irregularidades que hemos analizado y considerado a fondo¬Ľ, dijo el lunes el director ejecutivo Patrick Ky.

Esto, dijo, no expuso ning√ļn nuevo problema t√©cnico.

Pero un grupo de v√≠ctimas con sede en Francia, Solidaridad y Justicia, calific√≥ la medida de ¬ęprematura, inadecuada e incluso peligrosa¬Ľ.

Los analistas y jefes de aerolíneas dicen que EASA, que representa a 31 países principalmente en la UE, ha salido fortalecida de la crisis, que ha erosionado el liderazgo de Estados Unidos en seguridad de la aviación.

Su contraparte estadounidense, la Administración Federal de Aviación, fue acusada de negligencia al supervisar a Boeing en la aprobación de Max, que presentaba un software mal documentado capaz de ordenar inmersiones repetidas basadas en un solo sensor vulnerable.

Entre sus condiciones para lanzar el avión, la EASA insistió en realizar su propia revisión independiente de todos los sistemas críticos, mucho más allá del software MCAS, lo que enfureció a Boeing y algunos empleados estadounidenses.

También dijo que se deben entender las causas de los accidentes, implementar cambios en el proyecto y capacitar adecuadamente a los pilotos.

¬ęCreemos que se han cumplido estas cuatro condiciones¬Ľ, dijo Ky.

Pero un impacto duradero será una tendencia de una década hacia la interdependencia, que ha hecho que los reguladores confíen en los juicios de seguridad de los demás, en medio de la presión para ser más eficientes.

En virtud de un acuerdo de 2011, la EASA y la FAA acordaron basar su evaluaci√≥n de los aviones dise√Īados en el territorio de cada uno en pruebas y decisiones de cumplimiento llevadas a cabo por la otra agencia ¬ęen la mayor medida posible¬Ľ.

¬ęEst√° claro que, debido a estas tragedias, hemos detenido esta tendencia y aumentaremos nuestro nivel de participaci√≥n¬Ľ, dijo Ky, refiri√©ndose a la aprobaci√≥n de proyectos futuros por parte de EASA en Estados Unidos.

Los analistas dijeron que el aumento de los controles podría retrasar la certificación del 777X de Boeing, mientras que la FAA podría tomar represalias aumentando la supervisión de Airbus con sede en Francia.

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)