ROMA (La tarde) – Los jefes de finanzas mundiales acordaron el mi√©rcoles (7 de abril) aumentar las reservas del Fondo Monetario Internacional (FMI) en $ 650 mil millones (S $ 871 mil millones) y extender el congelamiento del servicio de la deuda para ayudar a los pa√≠ses en desarrollo a enfrentar la pandemia. coronavirus, seg√ļn un comunicado del Grupo de los 20 (G-20).

Los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales de las 20 economías más grandes del mundo también han reavivado su compromiso de luchar contra el proteccionismo comercial, un punto de referencia que se había retirado desde 2017 ante la insistencia del gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump.

La declaración también mejoró el lenguaje sobre la lucha contra el cambio climático, un tema diluido en las declaraciones del G-20 durante la era Trump, y mostró avances en la adopción de un impuesto a la renta corporativa mínima global hasta julio, después de trabajar en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ( OCDE).

¬ęIntensificaremos a√ļn m√°s nuestro apoyo a los pa√≠ses vulnerables a medida que abordan los desaf√≠os asociados con la pandemia Covid-19¬Ľ, dijo el G-20, reiterando que mantendr√°n el apoyo fiscal y econ√≥mico durante el tiempo que sea necesario.

¬ęPedimos al FMI que haga una propuesta integral para una nueva asignaci√≥n general de Derechos Especiales de Giro (DEG) de $ 650 mil millones para abordar la necesidad global a largo plazo de complementar los activos de reserva¬Ľ.

La expansión de las reservas del FMI, o DES, aumentaría la liquidez para todos los miembros, sin aumentar la carga de la deuda de los aproximadamente 30 países que ya están o están enfrentando problemas de deuda, dijeron funcionarios financieros y economistas.

El G-20 también acordó una extensión final hasta finales de 2021 de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda, destinada a liberar dinero en los países en desarrollo para combatir el Covid-19.

Acceso m√°s justo y amplio a las vacunas

Más de 250 grupos religiosos y organizaciones sin fines de lucro instaron a los líderes del G-20, la Casa Blanca y el FMI a ir más allá de una moratoria para cancelar realmente la deuda y expandir el alivio de la deuda para los países en desarrollo, en una carta que se entregará el miércoles (7 de abril). )

El G-20 dijo que las evaluaciones de la deuda se realizarían caso por caso.

En un comunicado conjunto el miércoles, México y Argentina pidieron un mayor alivio de la deuda para los países de ingresos medios, diciendo que podría evitar una crisis de deuda como resultado de la pandemia.

Pero Italia, que ostenta la presidencia del G-20, dijo que no hubo discusi√≥n sobre el alcance de la estructura de deuda com√ļn a estos pa√≠ses.

El FMI elev√≥ el martes su pron√≥stico de crecimiento global de 2021 al 6 por ciento. Pero, se√Īalando una dram√°tica divergencia entre las perspectivas de Estados Unidos y gran parte del resto del mundo, dijo que la pandemia podr√≠a revertir a√Īos de progreso en la reducci√≥n de la pobreza.

El G-20 también apoyó el acceso equitativo a las vacunas Covid-19 y alentó los esfuerzos para aumentar rápidamente la producción y distribución de vacunas, sin las cuales no habría una recuperación estable y duradera.

¬ęEn ese sentido, reconocemos el papel de la inmunizaci√≥n contra Covid-19 como un bien p√ļblico global¬Ľ, dijo el G-20.

La reunión del G-20, que se llevó a cabo mientras los funcionarios de finanzas globales se reunían virtualmente para las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial, también le dio a la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, la oportunidad de presionar por un impuesto mínimo a las ganancias corporativas globales.

Los funcionarios del FMI respaldaron el miércoles el plan del presidente estadounidense Joe Biden para aumentar el impuesto sobre la renta de las empresas y negociar un impuesto mínimo global, y agregaron que las empresas adineradas y las personas que prosperaron durante la pandemia podrían pagar más.

¬ęEl FMI ha estado abogando por una tasa impositiva corporativa m√≠nima global como una forma de detener la carrera a la baja en el impuesto a las ganancias corporativas¬Ľ, dijo Vitor Gaspar, director del departamento de asuntos tributarios del FMI, en una conferencia de prensa.

El plan fiscal de Biden tiene como objetivo evitar que las empresas multinacionales transfieran sus ganancias a jurisdicciones de impuestos bajos estableciendo un mínimo global ampliamente acordado.

El G-20 espera un acuerdo para julio sobre dónde deben gravarse las grandes empresas multinacionales, incluidos gigantes digitales como Google, Amazon o Facebook, y con qué tasa mínima.

Por deseo de Yellen, el G-20 también eliminó una referencia en la declaración a tipos de cambio estables insertada por primera vez por la administración Trump, volviendo a una frase que enfatiza la importancia de los fundamentos subyacentes.

El ministro de Finanzas japonés, Taro Aso, dijo que no hubo cambios en la postura de los líderes financieros del G-20 sobre los tipos de cambio, a pesar de algunos cambios en el lenguaje de la declaración.

¬ęHemos aclarado por escrito el pensamiento de las naciones del G-20 sobre los tipos de cambio. Es una aclaraci√≥n, no un cambio, en nuestra postura¬Ľ, dijo Aso a los periodistas.

Nuestra puntuación
¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)